Relato #32 El albañil

Historia de un albañil y una mujer

Escúchame gemir de placer aquí

Mujer jeans ajustados trabajo

Por más que corrió Marco llegó tarde a la obra, y como la arquitecta era muy estricta ya no le permitió trabajar ese día, así que Marco regresó a su casa preocupado pues sabía que ese descuento empeoraría su situación económica por las deudas que ya tenía.

Al día siguiente mientras caminaba al trabajo, pensó lo mucho que le disgustaba ese trabajo, pero había entrado ahí porque era una obra muy cerca de su casa. Sin embargo sólo estaba esperando a que mejorará su situación para buscar otro empleo, siempre se consolaba diciendo qué es lo bueno de su trabajo era la arquitecta que lo supervisaba, sin embargo no todo era perfecto pues su carácter era pésimo, pues parecía siempre estar de mal humor buscando apresurar la obra sin que hubiera un solo error.

La arquitecta sólo les dirigía la palabra para darles órdenes, así que todos odiaban que se acercara pues sabían que era mal síntoma de su trabajo, aunque por supuesto disfrutaban verle su trasero en cualquier pantalón que llevara, incluso muchas veces se colocaban detrás de ella a propósito mientras la escuchaban.

Cierto día Marco se sintió más cansado de lo habitual, así que no fue a los sanitarios móviles para alejarse y estar lejos del ruido, en un arbusto se ocultó para descargar su vejiga y se dispuso a regresar cuando escuchó una voz de mujer a lo lejos, no alcanzó a ver algo pero al subir un montículo vio a la arquitecta hablando por teléfono puso un poco de atención y supo que hablaba con su pareja pues le hablaba de una forma muy cariñosa estaba apunto de irse después de escuchar unos instantes pero escucho algo que no creyó que lo dijera una mujer tan estricta como ella prefirió alejarse sigilosamente lo antes posible sin hacer ningún tipo de ruido mientras recordaba las palabras de la arquitecta diciendo tengo dos días qué se me antoja por mi boca de atrás.

Llegó a la obra y le comenzó a decir a un compañero que sospechaba que la arquitecta era muy caliente su compañero se rió tomándolo como un juego y después de decir que estaba amargada se dio la vuelta y continúo trabajando por lo que supo que nadie le creería lo que escucho.

Antes de la hora de comida la arquitecta se acercó a supervisar El avance marco la percibió totalmente diferente a como siempre no pudo ponerle toda la atención a lo que dijo pero sabía básicamente que les pedía que se apresurara pues era lo que siempre pedía sin embargo había tenido problemas ese día por el material que llegó a destiempo y por lo que se notaba el siguiente día sería igual por lo que le dijo que consiguiera lo antes posible el material ella se comprometió y se alejó pero Marco no pudo evitar observar fijamente su trasero alejándose.

A la hora de salida a Marcos y sus compañeros comenzaron a guardar sus cosas cuando se le acercó la arquitecta y le comenzó a decir que no había podido conseguir todos los materiales por lo que debería reorganizar sus prioridades para el siguiente día así que Marcos le comenzó a proponer algunas acciones se fueron alejando de la obra para apreciar mejor el conjunto sin embargo en una parte inclinada casi cae Marcos pero se salvó sin embargo la arquitecta no tuvo la misma suerte y cayó cuando se dio cuenta Marcos se empezó a acercar pero ella se levantó así que después de reír un poco le ofreció ayudar a sacudir el polvo. ella se negó pero Marcos aún así le golpeó la espalda para quitar el polvo ella se quedó inmóvil las manos de Marcos fueron bajando hasta el final de la camisa sacudiendo sin parar.

Sus dedos poco a poco tocaban parte de los jeans y bajaban poco a poco cuando se dio cuenta ya le estaba golpeando las nalgas aunque realmente no tenían tanto polvo como la camisa al no decir nada a la arquitecta Marcos rozo un par de veces con sus dedos entre las nalgas la arquitecta ella se alejó ligeramente pero nada más.

Marcos estaba exaltado pues ese día había tocado ese deseable cuerpo de la arquitecta sentí en su pantalón que su pene se comenzaba a endurecer afortunadamente para él vio poco polvo metiéndose en el borde superior de los jeans así que le dijo que le bajaría un poco sus jeans para quitarle el polvo ella le dijo definitivamente que no pero el bajo ligeramente con una mano y con la otra limpio el polvo él se asombro pues pudo ver su ropa interior le pareció muy fina para una mujer que le gusta el anal.

Continuó bajando más los jeans con el pretexto de que el polvo se había metido más abajo ella jalaba un poco sus jeans mientras volteaba nerviosa a todos lados esperando que nadie viera esa escena tan bochornosa sin embargo Marcos continuaba bajando más y más sin poder detenerse y ella no hace un esfuerzo sincero para detenerlo es como si ella quisiera que continuar la sorpresa que se llevó Marcos al darse cuenta que había logrado descubrir completamente las nalgas tan deseadas y las tenía sólo a unos centímetros de su cara le sacudió un poco de polvo de su pantaleta y sin poder detenerse comenzó a acariciar esas nalgas así que decidió arriesgarse y posteriormente comenzar a lamerlas hasta que ella lo empujara e incluso lo golpeara y lo despidiera pues todo habría valió la pena. 

lo que Marcos no sabía es que ella había fantaseado con sus trabajadores un par de veces por ello había empezado a mojar su ropa interior Marcos siguió besando las nalgas hasta decidió meter su cara entre ellas para oler ese aroma de mujer y comprobó que aquello tenía un gran deseo carnal así que con fuerza bajo su panti pero ella dijo:

-aquí no que nos pueden ver!-

Al escuchar eso Marcos se emocionó pues eso no fue un rotundo no así que como animal se la llevó a unos pocos metros de ahí en donde no fueran tan fácilmente descubiertos.

La arquitecta quedó inmóvil volteando a ver la carretera a lo lejos cerrando los ojos sin controlarse pues cada vez que sentía tocar alrededor de su vagina sentía un rico placer incluso se imagino que la veían a lo lejos aunque ella con esfuerzo reconocía algunos carros grandes de la carretera Marcos no dejaba de observar ese culo disfrutaba ese olor que a pesar de estar al aire libre lograba percibir no pudo más que hacer con un dedo en ese arrugado y estrecho agujero lo rozó unos segundos alrededor hasta que se animó a intentar introducirlo y lo logró sin mucho esfuerzo el ano respondió encogiéndose rápidamente para después soltarse lentamente así que acercó su lengua a esa vulva hinchada y la comenzó a lamer ella emitió un suave y largo gemido por lo que Marcos continuó con seguridad.

Ya no aguanto se lo voy a tener que romper patrona ella volteo y comenzó a sentir una repentina presión sobre su ah no pues ya estaba introduciéndose un gran pedazo de carne dentro de ella le dijo que se detuviera y se alejó pero Marcos la tenía agarrada muy fuerte de sus caderas y ella no pudo hacer mucho sintió un gran dolor gritó pero fue en vano pues ya nos escuchaban los trabajadores platicando y siempre se quedaba vacía la obra en cuestión de 20 minutos Marcos se movía y con mucha energía parecía querer partir a su jefa en dos partes ella tenía los ojos bien abiertos ella no había sentido una embestida así que en un momento tuvo miedo sin embargo sentía un placer extraordinario pues sentía de buen tamaño el pene de su trabajador.

La tomó de su cintura con ambas manos apretando la lo más fuerte que podía mientras escuchaba su jefa pedirle que se detuviera era una mezcla de gemidos y gritos qué hacía a Marco exitarse más y sentir convertirse en una fiera. 

Marco seguía moviéndose sin entender de dónde sacaba esa energía qué hubiera deseado la última vez que estuvo con su esposa bajo para ver las nalgas de la arquitecta mientras la penetraba y sintió que llegaba a su clímax así que con una de sus manos bajo violentamente su cabeza de ella para tenerla más agachada inclinada se ve más deliciosa y p*** pensaba así decidió gastar todas sus fuerzas en darle golpes más fuertes que hicieron temblar las nalgas de su jefa ella sintió más dolor por lo que comenzó a secar lágrimas sabía que estaba haciendo fuertemente penetrado sin piedad alguna.

Marcos ya sentía la respiración entrecortada pero su jefa seguía emitiendo gemidos con una mano agarró su cabello de su jefa y lo comenzó a jalar y escuchó yaaaaa!!

Dio un par de embestidas y sintió que se le escapó toda su leche por lo que ya no se movió y dijo siente mis mecos hasta el fondo perra!!!

Ella sin piezas palpitaciones de expulsión de semen dentro de ella y supo que él había llenado él se alejó y brotó del ano de su jefa gran cantidad de semen supo que había sido mucho pues sintió que la mayoría entró al fondo y aún así se logró salir rápido pero el precio del dolor también era alto.

Al siguiente día se presentó a trabajar un poco nervioso pues el día anterior hablo muy poco con su jefa después de lo que pasó y no sabía aún si conservaba su trabajo o no pero al intentar entrar no tuvo problema vio a la arquitecta a lo lejos pero ahora pasaba mucho tiempo sentada y supo que hizo un buen trabajo pues en varios días no se acercó a regañar los y a él le llegó dinero extra en la semana seguramente les esperan más aventuras juntos.

Esposax

Comentarios