A escondidas fui puta por un día Relato Erótico en video


 Relato erótico en vídeo aquí

Relato #26 Escort por un día 

Relato escrito

La economía no está pasando un buen momento pero a pesar de ello el logrado sobresalir en la oficina y soy una candidata a un ascenso ,ello me tiene muy emocionada pues unas mejoras a mi vida no me harán mal.

un día al salir de la oficina me encontré a una amiga muy cercana de la escuela así que nos fuimos a tomar un café, ella se dedica a ser escort me lo había confesado unos años atrás así que ese día me contó unas anécdotas que me parecieron muy interesantes, me sorprendió haber salido de café con las pantis muy húmedas, pues sus historias me habían impactado enormemente. camino a mi casa iba pensando lo peligroso que era su vida pero sobre todo lo interesante de ese trabajo.


En la madrugada desperté de un sueño en el que yo era escort, estaba húmeda mi esposo dormía me tranquilicé y me diga mis misma

- deja de pensar en tu anteri has porque te espera ese ascenso - ya no pude dormir. Ese fin de semana mi esposo yo tuvimos una sesión de sexo pero a pesar de echarle ganas al finalizar me di cuenta que era muy monótono y que había perdido toda pasión.


Al día siguiente mi esposo me dijo que tendría uno de sus cursos donde sale de la ciudad, así que después de pensarlo mucho decidí que sería el mejor momento para intentar vivir la emoción de mi amiga pero no siendo escort sino buscando a un desconocido para un encuentro por internet



conseguir un número en una plataforma muy conocida comenzamos a platicar pero en poco tiempo se volvió un problema pues me hablaba en todo momento y mi esposo casi me descubre por lo que termine bloqueando lo y desisti de mi plan.


Pero un día antes que se fuera mi esposo comencé nuevamente a sentir esa emoción, el día llegó y me llevé el trabajo de la oficina a mi casa para avanzar el fin de semana sin embargo también se había metido en mi cabeza buscar ser una escort


Cuando se despidió mi corazón son latió muy fuertemente estaba decidiendo entre continuar mi trabajo del que casi dependería mi ascensor dar rienda suelta a mi fantasía así que comencé a trabajar en mi ascenso pero no logré concentrarme pasados 15 minutos me detuve muy desesperada y comencé a buscar mi vestido más corto unas zapatillas y bastante exaltada llevé a mi nena con mi madre diciéndole que volvería al otro día temprano. Me fui a una calle donde había visto unas prostitutas pararse frecuentemente pero no tan transitada me puse mi mini vestido y mis zapatillas mi corazón casi se me salía me iba a bajar pero el miedo me invadió.


Me quedé sentada dentro del coche por casi una hora estaba apunto de regresarme pero una parte de mí quería experimentar la sensación de atraer miradas sucias y ser deseada por muchos en la vía pública. sabía que esta oportunidad no se presentaría en muchos meses así que me armé de valor y logre salir del coche. me quedé parada un par de minutos bajandome constantemente mi vestido pues me sentía casi desnuda pero después logré caminar aunque con pasos muy inseguros hacia la calle objetivo.


llegué ahí y me paré un poco lejos del asfalto no lograban verme los conductores supongo pues ningún coches acerco como en 15 minutos los nervios ya me habían bajado por lo que decidí acercarme al asfalto.

Todavía no llegaba y recibí el primer pitido y en cinco minutos más tarde se acercó el primer coche se me lo la sangre aún así me acerqué a la ventanilla tratando de no parecer novata me pregunto el precio y se lo di intentando que fuera alto para filtrar a los clientes peligrosos.


me regateo pero no logró convencerme se fue frustrado yo quedé emocionada por haber logrado el primer acercamiento pues no recuerdo haber sentido ese entusiasmo en años. Al siguiente par de minutos bajo un coche su velocidad y se detuvo al lado mío me acerqué y también me pregunto el precio cuando se lo dije intentó regate arme al momento que se estacionó nuevamente el coche anterior por lo que el señor con el que hablaba me dijo que me subiera.

 El hotel quedaba muy cerca por lo que el transcurso fue muy corto comenzaba y volvía el miedo apoderarse de mí pensaba en bajar y decirle que me arrepentí para salir corriendo pero no lo hice. Subimos las escaleras y ya comenzaba manosearme posteriormente entramos a la habitación y me comenzó a besar desesperadamente yo le continué sus besos a pesar de que no era muy apuesto pero para lo que lo quería estaba bien pues a pesar del miedo sentía mucha adrenalina al besar a un hombre diferente al de mi esposo y me estaba lograr excitando. Me comenzó a llevar a la cama y antes de que él me acostara yo lo acosté le baje su pantalón y le dije que se lo comenzaría a chupar. no se negó por lo que comencé a hacerlo poco a poco con la me das y posteriormente con mucho frenesí, después hey quiso comenzar a besarme mi cuerpo decía que se moría por probarlo, eso me fue excitando cada vez más. Llegó el momento se acercó me abrió mis piernas y tomó su pene para insertarlo sin ningún cuidado en mi vagina, no me dolió pues desde que íbamos en el coche se empezó a humedecer como nunca mi vagina. Ahí noté que no le interesaba nada más que satisfacerse pero a pesar de ello haber un cuerpo diferente al de mi marido sobre mí me había excitado tanto que estaba sintiendo un enorme placer, de repente con una de sus manos agarró mis cabellos y jalando los rudamente dijo - eres una p***** muy caliente - yo le respondí - si soy una p***** para todo el que la necesite - se vio que sólo calentó aún más pues me empezó a jalar más fuerte comencé haber abrir mucho sus ojos sacó su pene y suspiró me sentí aliviada pues creí que llegaría y yo aún lo estaba disfrutando mucho.


con sus ásperas manos me tomo por mi cadera y me puso un 4 posteriormente me comenzó a penetrar fuertemente y eso solo hizo que sintiera el paraíso pues mi vagina no dejaba de la tierra pidiendo más penetración cada segundo continúa moviéndose haciendo sonar suavemente mis nalgas home sentí mucho mejor en esa posición le dije. El continuaba sin decir nada yo lo voltea a ver y vi que nuevamente parecía estar llegando a su orgasmo y como a mí no me faltaba mucho decidí moverme también qué rico recordar, pues un señor seguramente casado y siendo un total desconocido me estaba montando por lo que no pude evitar decir entre mis gemidos. - tienes una v**** más rica que la de mi esposo guión no dijo nada y yo seguí gimiendo pero él se comenzó a detener y como yo continuaba mi orgasmo me agacho un poco más y con un movimiento rápido de cadera me seguí moviendo hasta terminar mi orgasmo.


Son orgasmo riquísimo quede acostadado a 1 minutos y él también, posteriormente me pidió mi número para volverme a llamar pero yo le inventé uno me fue a dejar ya antes de bajarme me entregó el dinero yo estaba tan incrédula que ya está lo había olvidado me fui a mi coche y me dirigí a mi casa sin embargo me comencé a sentir como un trozo de carne usada por lo que lloré hasta llegar a mi casa sin embargo al llegar a casa me repuse y al recordar la adrenalina y ese gran placer supe que estaba lista para otra aventura.

Relato original EsposaX

Escúchame relatandolo aquí

Relato #26


Comentarios

  1. wooooo espero ser el proximo en una de tus aventuras mami, sabes que también deseo muchisimo sentir tus ricos movimientos y tus deliciosas nalgotas

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me encantará sentir tus manos en mis nalgotas

      Borrar
    2. Si pudiera fuera tu cliente diario mi amor para disfrutar de tu rico cuerpo

      Borrar
  2. Ojalá pudiera ser tu cliente, te llamo todos los días

    ResponderBorrar

Publicar un comentario