Lujuria vacacional relato

Views

Encuentro en la playa de dos desconocidos

Está historia comienza con Leslie una chica de 24 años que recién se había graduado de la universidad y que para celebrarlo decidió emprender un viaje de fin de semana a la playa, solo que está vez decidió que iría sola ya que siempre había viajado con amigos y familiares. 


 


Empaco todo lo necesario para el viaje e incluso algo para darse algo de placer sexual por si lo necesitaba en algún momento. Porqué había pretendido divertirse con su novio pero terminaron su relación hace poco por problemas de celos. Teniendo todo listo emprendió el viaje despidiéndose de sus padres sabiendo que era la última salida que tendría antes de empezar su vida laboral como ingeniera. 

El vuelo duro aproximadamente 2 horas y aún así se sentía cansada tomó un taxi al hotel y subió de inmediato a su habitación para relajarse. Después de un rato decidió salir a pasear así que se ducho se puso unos shorts bastante cortos, una blusa que hacía juego, unos tenis cómodos, un sombrero para el sol y su cámara. Visito todo tipo de lugares turísticos y paso a hacerse pedicure para entrar a la playa. 

Después del día tan entretenido regresó al hotel y justo antes de llegar a su habitación pudo notar qué la que estaba al lado tenía la puerta entreabierta así de se dispuso a cerrarla pero por alguna razón su curiosidad se despertó en ese momento así que se planteó dos opciones, en la primera entraría a ver y si no había nadie solo observaria un poco de quienes se ospedaban ahí y se iría, en la sengunda opción si estaba alguien se disculparia y se retiraría cerrando la puerta. 

Así qué cruzo la puerta y entonces escucho un ruido de deslizamiento y decidió entrar un poco más, no vio mucho solo una maleta y algo de ropa. Con algo de miedo pero invadida por su curiosidad entro al cuarto de la cama y vio a un chico dormido en ella, se sorprendió al verlo casi desnudo solo cubierto por la sábana blanca, se dio cuenta que zona íntima era lo único que estaba tapado pues podía ver perfectamente sus piernas, torso y cara. Era algo robusto y de piel morena, se veía algo y menor que ella. pero algo que llamo su atención fue su pene a través de la sábana, pudo notar que estaba erecto y era de un tamaño interesante eso hizo que el morbo se apoderará de ella, así que con total sigilo y con miedo de que no estuvieran solos se acercó gateando y con toda la delicadeza que pudo tomo la sábana con la punta de sus dedos y la jalo. 

Casi da un gritó pues parecía que recién se había masturbado ya que aún tenía algo de semen en el glande, se acercó para olerlo y pudo notar ese intenso aroma que ya conocía perfectamente, se dispuso a agarrarlo pero el se movió hacia un lado poniéndose boca abajo. Leslie se asustó por un momento pero por suerte no despertó, observó por un momento su espalda y bajo la mirada hacía sus nalgas y sus pierna. Pensó en despertarlo con un rico masaje pero sabía que podía terminar mal, así que antes de irse quiso tocar un poco de los glúteos de aquel chico tomó aire y dirigió sus manos hacía sus nalgas, las abrió un poco y al ver su pene justo abajo aún erecto, comenzó a humedecerse, Pues siempre había fantaseando con tener a su merced a alguien menor que ella. 

Pero si alguien la descubría o si el chico no estaba solo se metería en un grave problema, y al mismo tiempo pensaba en que pasaría si le diera unas cuantas chupadas a su ano con su apetito sexual subiendo decidió que lo mejor era alejarse y dándole solo un pequeño lenguetazo para probarlo rápido pero silenciosamente se escabulló a la puerta y justo cuando se dirigía a su cuarto escucho como se cerró la puerta detrás de ella. Asustada corrió a su habitación el corazón le latía desenfrenado, sabía que el chico la había visto y si la denunciaba por entrar así, el hotel tenía cámaras y podían atraparla fácilmente. Pensó en si debía irse del hotel o quedarse, a ella le habían enseñado a enfrentar las consecuencias de sus actos asi qué decidió quedarse pues no permitiría que algo así le arruinará su viaje.

Se recostó en su cama pensando en eso pero notó que su vagina estaba aún húmeda fue a su maleta y sacó su dildo que había empacado previamente también su pequeña botella de lubricante con sabor, se quitó su ropa y comenzó a tocarse un poco pensando en que habría pasado si mejor sé hubiera tirado a quel chico, introdujo su juguete poco a poco mientras se aplicaba su lubricante, masajeó su clítoris mientras metía y sacaba su juguete acaricio sus tetas mientras lo hacía hasta llegar a su clímax para finalmente dormir después de haber tenido ese rico orgasmo. 

Al siguiente día pensó en salir a la playa con algo de preocupación por lo sucedido ayer, pensó en ir primero al spa del hotel y justo cuando iba a entrar vio al chico de lejos salir del spa y se dirigió a la puerta del frente con un traje de baño bastante pegado a su cuerpo. Por lo visto el no había dicho nada de ella y al parecer estaba solo. Así que entró al spa y vio que solo estaba una muchacha un poco mayor que ella, la chica la atendió con mucha amabilidad y después de hacerle plática un rato aprovechando la confianza le pregunto si había atendido a aquél chico que salió antes y le respondió que sí, le comento que se llamaba Isaac, tenía 20 años y que había viajado sólo, y queria divertirse un poco pues nunca había visitado el mar, leslie con esa información salió del spa a su habitación y decidida a seducir a aquel chico se puso su traje de baño de cuerpo completo en color negro que no revelaba mucha piel pero si resaltaba sus senos y nalgas para antojarlo con su cuerpo y se colocó bloqueador solar, tomó su sombrero y sandalias. 

Se dirigió al mar a buscarlo cuando por fin lo encontró él estaba recostado en la arena observando el paisaje y ella con algo de nervios se acercó.
Lo saludó y le pregunto su nombre y como se encontraba, el le respondió amablemente aunque toda esa información ya la sabía quiso conocerlo después de todo. Platicaron como si fueran completos desconocidos aunque ella sabía que la recordaba bien pues vio su figura antes de cerrar la puerta. En un momento ambos decidieron entrar al mar a nadar un rato cuando una ola grande los impacto a Leslie se le salió por un instante uno de sus senos y era lógico que Isaac se había dado cuenta, rieron un rato y ella le pidió que la acompañará al hotel para seguir la plática ya que ella estaba aburrida y no tenía que hacer, el aceptó y llegaron a la habitación de Leslie cuando cerró la puerta. Ella se agachó para recoger un brassier que dejó tirado. En un impulso Isaac se acercó a ella y la tomo de sus caderas y la besó en un acto de salvaje pasión, en lugar de resistirse continúo el beso pasional y le dijo: 

-Ayudame a quitarme la arena de mi cuerpo porfavor...

Se metieron a la ducha y comenzaron a desvestirse Leslie notó que su pene ya estaba duró así que ella no dudó en mostrarle sus encantos, el quedó sorprendído al ver su cuerpo totalmente desnudo así qué empezaron a tocarse por todas partes mientras se enjabonaban el uno al otro cuando por fin terminaron de ducharse se fueron a la cama donde Leslie se acostó abierta de piernas y le dijo:

- Cómeme toda amor... 

El se abalanzó sobre ella y empezó a chupar esa vagina que pedía sexo a gritos, Leslie gemía conformé más duro lo hacía mientras le acariciaban sus tetas y empezaban a lamer su ano. 

- Ayyy así amor mete tú lengua ahí aaaaa que rico....

Se estremeció al ver cómo alguien menor que ella podía hacerle tan rico un oral hasta que por fin llegó a un orgasmo tan rico que quedó acostada. Pero Isaac se levantó y le dijo:

- Ahora te toca a ti zorrita, estabas muy curiosa ayer no!?Pues ahora muéstrame lo que puedes hacer.....

Leslie se levantó de inmediato y cambiaron de pocision, ella comenzó a lamer esa verga de la que tanto antojo tenía pasando su lengua desde su glande hasta sus testículos, y en un punto comenzó a chupar desesperadamente su pene hasta introducirlo totalmente en su boca. Así siguió un rato hasta que invadida por su excitación se atrevió a preguntarle:

- Te puedo chupar tu ano amor...

A lo que el respondió:

-Claro linda eso ni se pregunta....

Ella se emocionó pues ningún hombre con los que había estado era tan abierto a experiencias nuevas. Así que comenzó a chupar su ano mientras lo masturbado logrando hacerlo gemir hasta casi gritar. Y ella le dijo: 

- Yo te puedo enseñar muchas cosas chiquito quieres intentarlo!?....

El asintió con su cabeza y ella empezó a introducir un dedo en su ano y él comenzó a gemir como si fuera un león. Hasta que la detuvo y le dijo: 

- Espera me vas a hacer llegar y aún quiero probar tú conchita....

Leslie se acostó sobre la cama y sintió como Isaac metía su pene caliente dentro de ella, no pudo evitar gritar del placer exigiendole que se moviera rápido, el la obedeció y comenzó a embestirla cada vez más duró mientras tocaba su clítoris con una mano y lamia sus senos. En un momento Isaac tomo los pies de Leslie y comenzó a chuparselos, lamiendolos con total perversión.

- Perdón es que no pude resistirme!!....

- No porfavor sigue se siente rico!!!.....

- Es algo que me enseñó una maestra!!!.....

- Pues te enseño muy bien aaaahhhh ahora sigue porfavor enseñame lo que aprendiste con ella....

Continuó penetrándola hasta que ella le pidió cambiar de pocision a la de perrito.

- Quiero que me des nalgadas mientras me cojes amor...

- Agachate que ahí te va....

En poco tiempo alcanzo un ritmo rápido con sus penetraciones y cuando estaba apunto de llegar a su orgasmo le dijo:

- Ufff te me antojaste desde que me estabas agarrando en mi cuarto....
- Ayyy porqué no lo hicimos antes.....

- Ya voy a llegar putita!!....

- Yo también dale más fuerte!!!.....

- Me voy a venir!!!....

- Ahhhh que rico!!!...

Ambos se vinieron al mismo tiempo y sientieron como escurrían sus fluidos de ambos por sus piernas. Quedaron acostados aún pegados recuperando el aliento, cuando por fin reaccionaron se vistieron y Isaac se fue a su cuarto mientras Leslie se fue a la ducha a lavar muy bien su cuerpo que había gozado como nunca. El restó del viaje se siguió viendo con Isaac para conocerse un poco más tanto física como personalmente, intercambiaron números y perfiles de redes sociales y prometieron que se verían tan pronto como pudieran. Cuando se despidieron dándose un gran beso ambos agarraron las nalgas del otro sabiendo que eran suyas en el momento que ellos quisieran.

Relato anónimo

Comentarios