Un albañil a punto de cumplir su sueño

 Una foto antes de que me tocará mi culo

Unos segundos antes había sufrido una caída mi trabajador se ofreció A quitarme el polvo que se me había pegado en mi trasero, yo por supuesto que me negué, pues sabía que él es casado y yo estaba en una relación, pero él insistió e hizo el ademán para tocarme. Sé muy bien que tuve el tiempo para alejarme y evitarlo, pero en vez de eso decidí quedarme ahí para ando un poco las nalgas con 1 segundos de incertidumbre antes de sentir su áspera mano tocándome.

Es una parte de ese delicioso relato que me ha quedado increíble, me alegra saber que ha provocado muchos orgasmos 

Relato 12 El albañil

Cuando tengas la oportunidad de adquirirlo verás de lo que hablo.

tocando culo en jeans

 

Comentarios