Cuento erotico #4 Mi encuentro con un charro

Es el tan afamado relato 4, donde por ir a una boda termino inseminada por un charro sexy.




Contraseña: esposax


tradicionalmente los domingos mi esposo hija y yo los ocupamos para salir a comer a algún buffet en el centro de la ciudadintentando pasar un día familiar un día saliendo del restaurante mi esposo recibió una llamada cuando terminó me dijo que su prima Silvia de Jalisco por fin se casaría y nos había invitado a su boda mi agrado la noticia pues me entusiasmó la idea de comprar ropa y todo lo necesario para el evento
pasaron las semanas y sin darnos cuenta era un día antes de la boda desde temprano preparamos nuestras maletas y salimos de prisa pues nos comentan que la carretera es peligrosa de noche nos hicimos ocho horas en llegar y nos recibieron con los brazos abiertos a pesar de que todavía faltaban algunos detalles para la celebración que no habían resuelto hicieron una cena y nos invitaron a quedarnos en casa de sus tíos situación que me pareció muy cómoda pues su casa es bastante amplia y el ambiente muy agradable.
al día siguiente se llevó a cabo la ceremonia y nos fuimos al lugar de la recepción la celebración se realizó sin alguna novedad mi esposo se la paso platicando con algunos conocidos y familiares que tenían brindando un poco con cada personaYo me la pasé con unas primas de mi esposo criticando algunas mujeres que llevaban vestidos que mostraban casi todo colocándoles a sobrenombres como zorritas urgidas o niñitas quita maridos casi al final del día conocimos al hermano del novio de nombre Francisco a su esposa y otros de sus conocidos con los que platicamos un largo rato brindamos y pasamos casi todo el tiempo riendo nos llevamos tan bien que nos invitaron a una charreada por lo que aceptamos la invitación cuando nos despedimos mi esposo entró al baño y yo me quedé esperando afuera repentinamente sentí una mano que me tomó por mi cadera tocando parte de una de mis nalgas que me abrazó volteé y vi que era Francisco le dije oye cuidadito con esas manos a lo que respondió tranquila que ya somos de confianza nuestros familiares ya formalizaron su Unión a poco no les caemos de poca madre le dije claro pero no hay que abusar de la confianza de dónde venimos estoy es exceso de confianza Él pidió disculpas y se despidió salió mi esposo y no le dije nada pues estábamos algo tomados todos y no quería armar un drama.
el día de la charreada llegamos temprano y primero nos encontramos a su esposa platicamos un poco con ella pero nos contestaba de una manera cortante y un poco de reserva por suerte había otros conocidos y conversamos con ellos a media competencia le hablaron a mi esposo sobre unos encargos que había hecho por lo que me pidió que nos fuéramos para regresar antes de que terminara pero yo le dije que me la estaba pasando bien y me vio tan entusiasmada que me dijo que regresaría lo más pronto posible. cuando terminó el evento me acerqué a Francisco para felicitarlo por su equipo había resultado ganador me preguntó por mi esposo y le dije lo que había pasado le pregunté por su esposa y me dijo que fue a recoger a sus hijos nos reímos por la coincidencia me invitó a caminar mientras esperábamos a nuestras respectivas parejas.
mientras platicaba de sus experiencias me invitó a subir a su caballo y nos alejamos un poco de las personas cuando ya estábamos un poco alejados me dijo lo mejor de la vida son las mujeres y sobre todo tú que tienes un cuerpo que desprende erotismo e incluso a la distancia pues cuando te vi me detuviste el corazónme detuve voltea a verlo y le dije detente un poquito que esas son palabras un poco subidas de tono para una mujer casada a lo que respondió es difícil detenerse cuando se tiene tremendo mujerón al lado suyo además anotado como me has visto espera que yo no te he visto de ninguna forma le dije un poco exaltada y me respondió no mamacita chula yo sé que es una dama pero no ha dejado de ver mi paquete desde que empezamos a platicar me sonroje y le iba a responder pero me comenzó a besar abrió mi camisa y saco mis senos los vio y dijo que ricas las tienes y comenzó a lamer con mucho deseo mi vagina empezó a subir su temperatura me agarró mis nalgas y exclamó estás muy bien armada mamacita tanto por delante y atrás desabotono mis jeans y los empezó a bajar y le dijeno pares papasito me volteo y bajo mi calzoncito beso mis nalgas hasta llegar a mi vagina ahí dio un suspiro y una lamida de abajo hasta arriba me hizo suspirar y le dije cógeme papi hazme tuya metió su lengua lo más que pudo en mi vagina que ya estaba calientisimas y emitía el primer gemido él siguió lamiendo pero yo no podía más así que le jale el cabello para que me comenzará a penetrar.
Él se alejó bajo su cierre sacó su enorme herramienta y dijo mamala me agaché y comencé a chupar si lo hacía muy rápido pues ya me moría por tener un miembro entre mis piernas me detuvo y me dijo para para no sabía que eras experta en esto me vas a sacar la leche antes de tiempo y todavía quiero sentir tu papá Yo te voltea a ver mi vagina y estaba hinchadisima y húmeda. Me tiró al piso y me metió su pene erectismo sentí la gloria mis nalgas tocaban el pasto pero no me importó me abrió las piernas todo lo que se pudieron y dijo aquí está tu merecido puta me dio una embestida le dije más papi más me dio otra embestida me dijo toma puta lo que buscabas viajaste ciento de kilómetros para eso no y comenzó a moverse constantemente gemía suavemente para poder escuchar los golpes de mis nalgas contra su cuerpo sentía riquísimo tener esa cosa dentro de mí pues tenía un buen tamaño soltó mis piernas y me levanto puso mis piernas sobre sus hombrosy me volvió a empezar a penetrar sentí estar muy abierta y cuando comenzó a penetrarme nuevamente comencé a gritar así que decidió grité qué rica verguiza me están dando y llegué a mi orgasmo un instante después sentí un poco de leche caliente dentro de mi vagina y sacó lo más rápido que pudo su pene haciendo que escurriera ese líquido blanco y viscoso me bajó al piso y medio una nalgada al tiempo que dijo que buen culo te cargas descansamos un rato y me limpié como pude.
regresamos lo más rápido que pudimos al lugar del evento donde nos estaba esperando mi esposo pero aún no llegaba a su esposa me preguntó que dónde estábamos me puse un poco nerviosa pero Francisco hábilmente respondió que me invitó algo de tomar pues no llegaban y hacía un poco de calor mi marido no puso objeción así que supuse que no tenía mucho tiempo que había llegado así que nos despedimos y regresamos a la casa de su prima en el camino y él me contó lo que había pasado y me di cuenta que no sospechaba nada así que pude respirar tranquila.

Comentarios

Publicar un comentario